22.2.09

18.2.09

The Dears - 22 The Death Of All The Romance

Queso Camembert



Paola, mi querida amiga Paola, me encargó un oloroso queso Camembert para que se lo llevara a sus papás que viven en Bogotá y yo, mi querido yo, con las prisas y nervios del viaje lo puse en mi maleta.
Ahora tengo 16 kilos de ropa oliendo a pies y tres lavadoras por delante, en fin, por si algún otro despistado le sirve a alguien de consejo:
Nunca mezclar queso Camebert en una maleta de ropa.

9.2.09

William






Mi amigo el escocés, gran boy scout. William es un chico sensible al que le cuesta filtrar las emociones y sensaciones de la noche y del día. Se confunde con las palabras y con las luces de las farolas, pero solo a veces, cuando vuela demasiado alto.
Tiene la uña del pie gordo sensible, y siempre trata de envolverte con sus delicados brazos para no caer en la monotonía( raro en él...raro). William es bueno, siempre atento y disciplinado pero si le quitas la gorra se le va la fuerza.
A mi amigo Will, con cariño, de nuevo, para que vuelva pronto

7.2.09

Julio Cortázar

Cortázar tenía la barba espesa, los ojos muy separados, casi como un pulpo, los dientes torcidos y podridos, su voz era gruesa y se le dificultaban las erres en la garganta, sus cejas se juntaban debajo de un cabello algo despelucado y fumaba compulsivamente. Pero solo ese ogro, de apariencia, era capaz de escribir versos tan sensibles y casi como un susurro que te cosquillea la oreja, colarse hasta muy adentro para provocarte un escalofrío con el punto final.                                                



 Capítulo 7

 

 

    Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

 

     Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.








Facto Delafe y las Flores Azules

3.2.09

Amateur - Lasse Gjertsen

Este curioso dice no tener ni idea de tocar ningún intrumento, solamente usa un editor de video y música para montar sus canciones. Muy original, sobretodo cuando entra el piano.