13.9.07

Amsterdam







Noticias del día


11/9/2007 17:59 h EN ESTADOS UNIDOS



Encarcelada una empleada de un McDonalds tras servir una hamburguesa muy salada a un policía
EFE
WASHINGTON

Los riesgos de una dieta muy rica en sal han quedado claros para Kendra Bull, una joven estadounidense empleada de un McDonalds que acabó durmiendo en el calabozo después de haber servido a un policía una hamburguesa demasiado salada.

La empleada, de 20 años, reconoció que accidentalmente puso demasiada sal en la hamburguesa que estaba preparando en el restaurante, situado en la localidad de Union City, en Georgia (EEUU), según han informado varios medios locales.

A la derecha




Definitivamente estaban destinados a permanecer juntos viendo como el tiempo se desvanecía a su derecha y como todo en la vida es cíclico, volverían a empezar.
Le gustaba sacarlo a pasear y sentarlo en esa sillita casi ortopédica de color azul, mientras él se tumbaba en el suelo rescatando el frescor de la sombra con su panza llena de comida. Al viejo le daba su bastón para que no se cayera, lo ataba a la valla para que no escapara y de vez en cuando le echaba un vistazo, puro instinto paternal. Así les gustaba a los dos pasar la tarde, en silencio, observando y fumando algún cigarrillo arrugado, sin más, sin prisas, solamente eso, observar.