26.12.07

resurección

Un sacerdote hindú se suicida tras prometer que resucitará a los tres días

EFE
NUEVA DELHI

Cientos de personas aguardan en una localidad del centro de la India la resurrección de un sacerdote que se suicidó este sábado tras prometer que volvería a la vida 72 horas después, según han informado fuentes oficiales.

El sacerdote, un hindú de 25 años, se quitó la vida el sábado en la localidad de Raigarh, situada en la región india de Chattisgarh. "Manoj Baghel consumió veneno en un templo de Raigarh. Dijo que volvería a la vida 72 horas después", ha declarado a la agencia IANS el superintendente de la policía de Raigarh, J.K. Thorate.

Aunque Baghel fue trasladado a un hospital tras ingerir el veneno, falleció de todos modos y sus familiares trasladaron su cadáver de vuelta al templo, donde lo mantienen en una habitación cerrada con llave.

La policía aguarda su ocasión

Tras abrir una investigación, la policía no pudo practicar la autopsia al cadáver del religioso debido a la oposición de la multitud que aguarda ahora su resurrección.

"Cientos de personas rodean el templo. Han puesto al sacerdote en una habitación cerrada con llave y se niegan a entregar su cadáver a la policía. Muchos esperan que vuelva a la vida este lunes por la noche", ha añadido Thorate. La policía espera su ocasión para hacerse con los restos de Baghel en cuanto la multitud se convenza de que no volverá a la vida.

11.12.07

Paris Je t'aime:Son of mime

Aunque esté en francés creo que se entiende

4.12.07

Pillerias





Destituido el jefe de la policía de Roma por usar un permiso de minusválido caducado para aparcar
EFE
ROMA


El alcalde de Roma, Walter Veltroni, ha destituido al comandante de la policía municipal, Giovanni Catanzaro, tras ser pillado in fraganti cuando utilizaba para aparcar su coche un permiso de estacionamiento para minusválidos que estaba caducado y pertenecía a una anciana que lo había perdido.

21.11.07

Wanna learn English?

6.11.07

Confrontaciones contemporaneas

Dave Matthews Singing John Lennon

Pel y Luca





Fueron un matrimonio feliz hasta que él empezó a quedarse gordo-sordo y ella sobrepasó los límites de la cordura perdiéndose para siempre, a partir de enotnces se elevaron más allá del amor que todos conocemos y nunca más se irrespetaron.

Pel y Luca me enseñaron que lo postizo no quita lo puesto

2.11.07

Callejeros

y punto

Facto Delafé y las Flores Azules

21.10.07

17.10.07

Blonde Redhead - Elephant Woman

El videoclip no forma parte del grupo, la chica que aparece no es la cantante, simpolemente decidió hacerse un "videoclip" con esa canción. Lo que vale mucho la pena es la música, Blonde redhead.

Tortoise - Salt the Skies

13.9.07

Amsterdam







Noticias del día


11/9/2007 17:59 h EN ESTADOS UNIDOS



Encarcelada una empleada de un McDonalds tras servir una hamburguesa muy salada a un policía
EFE
WASHINGTON

Los riesgos de una dieta muy rica en sal han quedado claros para Kendra Bull, una joven estadounidense empleada de un McDonalds que acabó durmiendo en el calabozo después de haber servido a un policía una hamburguesa demasiado salada.

La empleada, de 20 años, reconoció que accidentalmente puso demasiada sal en la hamburguesa que estaba preparando en el restaurante, situado en la localidad de Union City, en Georgia (EEUU), según han informado varios medios locales.

A la derecha




Definitivamente estaban destinados a permanecer juntos viendo como el tiempo se desvanecía a su derecha y como todo en la vida es cíclico, volverían a empezar.
Le gustaba sacarlo a pasear y sentarlo en esa sillita casi ortopédica de color azul, mientras él se tumbaba en el suelo rescatando el frescor de la sombra con su panza llena de comida. Al viejo le daba su bastón para que no se cayera, lo ataba a la valla para que no escapara y de vez en cuando le echaba un vistazo, puro instinto paternal. Así les gustaba a los dos pasar la tarde, en silencio, observando y fumando algún cigarrillo arrugado, sin más, sin prisas, solamente eso, observar.

17.8.07

Flores




Un hombre demanda a una floristería de EEUU por dar a su mujer el recibo de un ramo para su amante

AGENCIAS
WASHINGTON
Un hombre de Texas (EEUU), que mandó un ramo de rosas a su amante, ha demandado a la floristería donde las adquirió después de que una de las empleadas del establecimiento remitiera un recibo de esa compra a la mujer del comprador, de la que se está divorciando actualmente.

Leroy Greer, propietario de un negocio de venta de coches de lujo, ordenó en abril a la empresa 1-800-flowers.com un ramo con rosas rojas, un peluche y una nota de amor para su amante, según explica el rotativo local Houston Chronicle. Para no levantar sospechas en su mujer --de la que se está divorciando aunque entonces aún albergaba alguna esperanza de reanudar la relación--, pidió expresamente a la empleada de la tienda que le atendió que no mandase ningún recibo a su casa.

La réplica de la mujer

Desafortunadamente para él, la empleada hizo caso omiso a su petición y a su vivienda llegó una tarjeta de agradecimiento que fue vista por la mujer de Greer. La mujer vio el contenido de la nota que su marido dedicó a la amante, que decía: "Solo quiero decirte que te quiero y que lo eres todo para mí".

2.8.07

La historia del Camello que Llora






Es algo Universal, una lágrima que a todos se nos cae, no es gratuita, es obligatoria, casi como despertar de una pesadilla y llorar por lo soñado. Y cuando la mágia es música y la tradición de unos nómadas sirve para intentar reconciliar una madre con su hijo es cuando a uno se le cae, casi queriendo, la lagrimita.
Estos realizadores obtuvieron esa suerte del documentalista que es tan necesaria para el oficio. Necesitaban un parto con rechazo de la madre hacia la cría y al segundo y último parto que asistieron en un campamento nómada en Mongolia, tuvieron la recompensa. A partir de ahí nos enseña la soledad de la cría y los intentos de los nómadas para que la pequeña no muera. Todos los esfuerzos son en vano hasta que recurren a una vieja e insólita tradición nómada para juntar a las crias de camello con sus madres. Una canción. Simplemente. Ni psiquiatras, ni pastillas, ni grupos de terapia ni más historias, una canción. Vale la pena recordar que es una historia de camellos.
Que bonito que quede en este mundo espacio para cosas tan mágicas y bonitas. Hace falta recordarlo de vez en cuando.

Benny Goodman

Ayer estaba en una tienda de telefonía, esperando mi turno, en la mano llevaba una bolsa con un disco de vinilo de Goodman y lo saqué para mirarlo un rato. Se me acercó un señor mayor, muy prudente me dijo que a él le encantaba ese señor, que le parecía un maestro del clarinete y del Swing. Yo lo conocí hace dos días, viendo un documental sobre la historia del jazz y et voilà, ya me saqué un amigo gracias a Goodman. Estuvimos charlando como 35 minutos, no solo de música, también del fin del mundo, del desempleo en españa y sobre la capacida de internet. Me dió una tarjeta, se llama Jose Antonio Durante y es economista en una empresa de arquitectura.
Cuando vuelva de vacaciones me llamará para mostrarme su colcección de vinilos, está casado con una norteamericana y dice que me preparará pavo relleno. En fin, supongo que estaba predestinado a comer pavo relleno gracias a Benny Goodman.

27.7.07

SCHWARZ

La canción se titula Peppermint y recuerdo haber ido a un concierto de estos tíos en el Sidecar, en la plaza real y también recuerdo que es uno de los mejores conciertos que he ido. Crean unas atmósferas buenísimas

4.7.07

Cosas de perros

20.6.07

Monty Python

Te Meaning of life y su escena de la procreación. La canción se titula Every sperm is sacred. Tremenda

19.6.07

Fotos





Rafaga de Viento




A él siempre le hubiera gustado ser como esos caballos negros y brillantes, atléticos y firbosos, tener jinetes de alta categoría y no turistas irlandeses babeando cerveza. Ráfaga de Viento así le gustaba llamarse, así se daba a conocer al mundo. Y todos reian.
-Ráfaga de viento? Qué viento? el de mi abanico? Todos se burlaban
-Miren!! una vaca sin tetas!! Jadeaba McArthur eructando.
Y ráfaga se resignaba a soportar sobre su lomo aquellos malditos irlandeses cada verano.
Lo cierto era que nadie sabía porqué había nacido así, el veterinario dijo que era culpa de una mala inseminación a la madre, otros decían que era cosa del diablo, pero a su dueño no le importaban las voces, solo le importaba lo rentable que le resultaba el caballo.
Cuando llegó el calor más sofocante y húmedo del verano Ráfaga de Viento es cuando tuvo que trabajar más, porque nadie quería caminar y todos se peleaban por el caballo a topos.
-It's mine!! gritó el hombre más gordo de irlanda. Sir McDonald bajó del autocar de turistas con muchas dificultades. Sudaba a borbotones y su respiración se podía sentir desde el ayuntamiento que quedaba a 5 calles. Parecía un pingüino con sobrepeso, caminando con pasos laterales, cortos y patosos. Su olor corporal recordaba a la carne podrida del matadero de cerdos y se dice por ahí que nació con esas cosas en las comisuras de los labios que nunca desaparecen.
Se dirigió directamente al dueño del caballo. Le colocó en las manos 2 billetes de 50 euros y se lo aqluiló por todo el día. Hasta 8 pueblerinos hicieron falta para cargar a sir McDonald sobre el lomo de Ráfaga, a la cual le tembló hasta el alma cuando el gordo se asentó.
-Arre! Arre!- gritaba en español
Ráfaga cogió aire y caminó lentamente por el sendero que tenía estipulado para los turistas, buscando los sitios de sombra por dónde caminar y parando en cada charco de aguar para rehidratarse. El esfuerzo estaba siendo atroz, cada paso era una eternidad pero no se rendía, seguía caminando. El pueblo entero se fue uniendo a la gesta de Ráfaga ya que todos empezaron a sentir compasión por el pobre caballo. Y fueron creciendo los gritos de ánimo, el júbilo se desbordaba a cada metro que avanzaba, el pueblo entero se volcó sobre él, hasta el alcalde, que llevaba 20 años sin salir de casa bajó para seguir la gesta épica de Ráfaga.
McDonald parecía feliz, se le vía contento, casi como un niño con juguete nuevo. Por primera vez en su vida un caballo había soportado pasear con él sin desmayar en el intento y ya por fin, a 50 metros se veía el punto de llegada, la estación final para el sufrimiento del caballo que volvía a poner una pata hacia delante y la otra también. Ráfaga alzó la mirada y vió la cuadra muy cerca, cogió aire trotó los últimos metros provocando el estallido de gritos y emoción de todo el personal presente. Nadie se lo podía creer, había conseguido trotar los metros finales cargando al hombre más gordo de Irlanda, sir McDonald.
Al llegar a la cuadra Ráfagamiró atrás y vió a una multitud correr hacia él, el clamor que siempre había soñado le llegaba. Fueron las útimas imágenes que pudo ver, una parada cardiorespiratoria a consecuencia del sobreesfuerzo se había llevado a Ráfaga a otro mundo. El pueblo entero vio caer desplomado al caballo cuando MCDonald bajó de él y todos lloraron su muerte durante semanas. Cada 31 de Julio será recordada la gesta de Ráfaga y la lección que dió a todos. Esa fue la nota final que el alcalde, ya recuperado de su agorafobia, escribió en su mandato.


In memóriam

13.6.07

Sarkozy

2.6.07

OK Go - Here It Goes Again

La fiesta del Tomate Rojo

Los tomates siguen su ruta natural, van madurando y ya tienen este color rojo espectacular. Viva la fiesta del tomate, quedan todos invitados para la degustación.






Para que Gloria lo disfrute desde el otro lado del charco

1.6.07

El Arte de Matar

Primer capítulo: Matar por dinero.


Helios era padre de familia. En el entierro, su mujer Estela estaba junto a sus hermanos, Julieta y Roberto, su padre José Luís y un grupo reducido de amigos y compañeros de trabajo del muerto. Estela lloraba desconsolada preguntando el porqué de su muerte. Julieta y su padre se mostraban fríos, nunca habían sido una familia muy unida, incluso Roberto parecía un tanto más ausente. Julieta preguntó a Estela por su hija pequeña y ésta le informó que no había querido llevarla al funeral de su padre y la había dejado en casa de una amiga.

En la foto de Helios, que aparecía en su nicho, aparentaba ser un tipo normal, rondando el ecuador entre los 30 y los 40. Tenía un pequeño trabajo que le permitía tener una vida tranquila. Un pequeño despacho con olor a humedad, un ordenador con pantalla de color verde y un teléfono sin números en sus teclas desgastadas por el uso.
Cinco días antes de su entierro salió de la oficina un tanto ansioso, caminó hasta su coche y condujo rápidamente hasta casa. Entró decidido por la puerta y buscó un sobre de color blanco que tenía escondido en el armario. Lo abrió, sacó un par de billetes y una pequeña bolsista de color blanca. La deshizo encima de la mesilla de noche y se preparó las dos últimas rayas de cocaína que ahí quedaban. El sobre quedó vacío, así que introdujo en su bolsillo los billetes mientras caminaba ya hacia su coche. De nuevo subió y se puso en marcha. Había mucho tráfico, era hora punta y Helios se inquietaba por momentos, no dejaba de tocar el claxon, sacar la mano por la ventanilla para increpar a otros conductores, acelerar, frenar bruscamente.

Después de dejar atrás el bullicio llegó a las puertas de un edificio viejo.Aparcó delante sin importarle las señales de prohibición y subió por las escaleras. Llegó a la puerta. Picó con insistencia. Alguien miró por la mirilla de la puerta y abrió. Era un hombre corpulento, vestía un traje barato y en su cara se podía leer la antipatía que le despertaba Helios.
Se apartó invitándole, casi obligándole a entrar. Helios se introdujo por un pasillo hasta llegar a una habitación dónde había otro hombre, con una gran bolsa llena de cocaína encima de una mesa de madera. El matón se situó detrás del segundo hombre que había sentado en esa habitación, detrás de la mesa. Helios miraba la bolsa con admiración, sacó los billetes de su bolsillo y los tiró encima de la mesa. Alargó su mano para atrapar la bolsa pero encontró la resistencia del tipo que estaba sentado. Cubrió con su mano la bolsa antes de que pudiera cogerla y agarró los billetes que había tirado. Una voz quebrada resonó por toda la habitación:
- Nos debes mucho más dinero del que has traído. Dijo aquel hombre mientras se guardaba el dinero en su chaqueta. Helios suspiró con amargura y dijo:
- Ya te dije que quizás en un par de meses pueda reunirlo todo.
Helios arrugó los dedos, cerró el puño y se tiró desesperado hacia el tipo que estaba sentado asestándole un feroz puñetazo en la nariz. El hombre que estaba detrás suyo se abalanzó sobre Helios y este respondió tirándole la silla de madera que encontró a su alcance. El matón cayó al suelo, momento que Helios aprovechó para salir corriendo del edificio con la bolsa blanca. Llegó hasta su coche y condujo rápidamente hasta llegar a su casa. Entró nervioso, se sentó en el sofá del comedor y lloró desconsolado. Miraba la bolsa blanca con impotencia e incredulidad. No mucho rato mas tarde escuchó un coche que frenaba delante de su casa, instantes después sonó un zumbido en la puerta y ésta se abrió de golpe. Entró por ella un tipo que jamás había visto, caminaba despacio hacia donde estaba él, sacó de su chaqueta una pistola y mientras montaba el silenciador le preguntó:
- Estás solo en casa?

Afirmó con los ojos repletos de lágrimas. Helios agonizaba sus últimos segundos incapaz de reaccionar. El tipo apuntó sobre su pecho y descargó todas las balas de su pistola. Cayó muerto abrazado a su cocaína.

31.5.07

Fotos

Esto podría ser el resumen de un día en Barcelona







cocorosie , hairnet paradise

26.5.07

Gargamel

23.5.07

21.5.07

Mark ( Vienna)

Un domingo cualquiera, como el de ayer, cos su paseo por la playa de la Barceloneta, comida con Li y Marcela en un rico restaurante, con vuelta a casa charlando y riéndonos de cualquier bobada.
Un domingo cualquiera, con partido del Barça que me obliga a bajar al bar a verlo. Ahí estaba yo, llegando al Jamaica Café donde cada domingo pasan el partido y los culés nos reunimos a verlo. El camarero me saludó como de costumbre, me dijo si quería caña o mediana. Mediana, claro.

Miré si había algún sitio libre para sentarme y estaba todo ocupado, únicamente en primera fila, un viejecito sentado solo en una mesa, tomando un café solo. Me acerqué y le dije si podía sentarme con él. El viejecito me hizo repetir la pregunta otra vez poniéndose la mano en la oreja como parabólica.
Al parecer no me entendió, porque empezó a hablar de cosas que yo no podía entender, señalaba hacia la puerta de salida y seguía hablando con voz débil y gastada.
Desistí de mi intento y me senté al fondo del bar donde prácticamente no veia la pantalla. A los 5 minutos el viejecito se levantó con el bastón y se fue por la puerta del bar con muchas dificultades. El camarero me dijo:
-muchacho, siéntate ahí si quieres!

Agarré mi cerveza y me senté feliz en primera fila. Al minuto volvió el viejecito a entrar por la puerta, se sentó a mi lado y vió el partido a través de sus ojos minísculos que se esncondían detrás de unas gafas enormes. El Barça iba golenado al Atlético de Madrid, hasta el 6-0. Cuando marcaba algún jugador el viejecito se giraba y me preguntaba qué había pasado, que quien había marcado. Yo le narraba la jugada y él se ponía feliz.
Minuto 90, el partido acaba felizmente, el viejecito se despidió de mí levantándose y saliendo por la puerta. Yo me puse mi jersey y me disponía a ir hacia mi casa cuando vi que el viejecito me llamaba desde la calle. Me acerqué.

-Dónde estoy? Qué calle es esta?
Apenas tenía fuerzas de mantenerse en pie. Le dije que estaba en la calle Torrent de l'Olla. Mi miró extrañado.
-Torrent de l'Olla?? Pero si yo voy a Paseo de Gracia con Rosellón- me decía en su catalán travado.
Le indiqué como debía llegar, le dije que no estaba tan lejos, pero el señor parecía asustado y deshubicado.
Se agarró a mi brazo y caminó pasito a pasito. Lo fui acompañando hacia su casa, no muy lejos de la nuestra.

-Me llamo Mark, cuantos años crees que tengo?
Le dije que apenas aparentaba 80, me dijo que no...85, no, 90, tampoco...
97 me dijo.
-Mi mujer murió hace 6 años, mis hijos también murieron.
-Vaya, y de dónde es usted?
Me contó que no era ni siquiera español, que era de Vienna, Austria. También me contó que sus papás fueron asesinados por los Nazis, él tuvo que huir y que acabó en Barcelona.
-Soy judío. Sonrió.
De repente me acontraba hablando con un pedazo de la historia viva de la 2a Guerra Mundial.

Me contó que trabajó muchos años ayudando personas con transtornos de inferiorida, que havbía estudiado Psico-Análisis
-Como Freud- le dije. Paso a paso me acercaba más y más a ese hombre. Poco a poco se estaba ganando mi admiración y respeto.

Mark se interesó por lo que yo estaba haciendo, le gustó mi trabajo y me preguntó si me gustaba jugar al ajedrez. Claro!
-Yo tengo un trofeo en casa de un campeonato que gané en 19... quién sabe cuando lo ganó. Llegamos al portal de su casa, me estrechó la mano con más fuerza de la que pensaba que tendría. Me dijo que cuando quisiera visitarle que viniera. Que jugaríamos una pertida de ajedrez.

Un domingo cualquiera hice un amigo de 97 años exiliado del holocausto nazi. Un domingo cualquiera conocí a Mark, un hombre delicado, amable, débil, inteligente e interesante.



Esta foto está tomada en Vienna durante la represión Nazi y en el letrero pone algo así como Alemanes, no compreis nada de los judíos!

Es mi pequeño homenaje a Mark

19.5.07

Tomates y albahaca




De regreso de mi viaje espacial me traje una tomatera y un par de planticas de albahaca italiana para redondear la fiesta de plantas aromáticas que hay en el balcón de la casa.
Hierbabuena, Menta chocolatera, Romero ( que en paz descanse), Albahaca y la niña bonita, la nueva reina del edificio, la Tomatera, que en un par de semanas nos regalará tomates frescos y naturales, no como esos de cámara que son duros y sin sabor.





Esta es la menta chocolatera, huele como a chicle de clorofila



Y esta es la hierbabuena a la que a veces le pido prestadas algunas hojas para hacer infusiones


La señora albahaca que desde que llegó no hemos parado de cocinarla con pastas.





Y por fin la linda Tomatera

Moncho en el Tayrona






El perro dormía plácidamente en la arena caribeña que el parque Tayrona le ofrecía como felpudo. En su rincón, cubierto por la sombra de alguna palmera silenciosa, el perro soñaba que podía hablar y contarnos a todos lo que se siente siendo un perro.
En su sueño estaba sentado en una mesa, fumando un cigarrillo, comiendo arepas con queso y conversando con los más populachos mozos de la zona sobre técnicas de pesca caninas. Se sentía feliz por no tener que estar sentado a los pies de la mesa, rogando un pedazo de comida. Ahora era él el dueño de ese cigarrillo y de esa arepa que navegaba hacia su boquita babeante de nuevo. Moncho no había podido sentirse mejor en toda su vida, Moncho era ahora el mandamás y todos en la mesa le admiraban y rendían su máximo respeto.
-Si os quedáis quietos en el agua los peces confiarán que nada malo les puede pasar, entonces cuando se acerquen y naden entre vuestras patas, zas! lanzáis un bocado veloz y listo. Tenéis que ir con cuidado de que no se os meta agua por el hocico.
Los muchachos anotaban sus indicaciones y muchos otros se fueron corriendo a probar suerte con los pargos que se habáin acercado a la costa.
Una linda mujer seguía trayendo a Moncho arepas con queso y le encendía los cigarrillos, uno tras otro, uno tras otro, uno tras otro...
Una niña revoltosa despertó al perro de su magnífico sueño, al cual despidió con un largo bostezo canino. La niña le estiraba la cola, le daba palmazos en el lomo y gritaba punzante en sus oidos. La sombra de la palmera lo seguía cubriendo amigablemente del calor caribeño del mediodía, pero esa niña le amargó el sueño de ser un perro respetado por todos. Ahora volvía a ser un simple animal de compañía. La niña se alejó con los papás, cuando de repente un coco maduro cayó lastimosa e irremediablemente sobre la cabeza del perro.
Nunca más volvió a despertar bajo la sombra de la palmera, ni nunca más sería un simple can en el Tayrona, ahora Moncho, se convirtió, para el resto de la eternidad, en el perro conversador y dicharachero que todos admiraban. Moncho viviría sentado en esa mesa, fumando tantos cigarrillos como quisiera, explicando tantas historias como le fueran recordadas y comiendo arepas de queso sin que nadie, ni nada le fuera despertar.

3.5.07

Gente robada




A veces cuando paseo con la cámara me gusta robar rostros, robar expresiones que pertenecen a personas sin que se den cuenta. Captar una mirada de alegría, un gesto de interés, de ternura, de indiferencia, cansancio. Palabras que se leen en la cara sin estar escritas. Es algo incosnciente y son los mensajes que transmitimos a los demás de como nos sentimos.
En cuanto la persona ve la cámara se pierde ese punto de mágia, porque el objetivo incomoda, pero a modo de voyeur voy tirando fotos. Me explicó un profesor que un fotógrafo conocido bajó al metro, cada mañana durante un tiempo, con una cámara de fotos escondida en un especie de estuche y retrató las caras de aquellas personas que cogían el metro a la misma hora cada día.
Robar rostros, de ancianos, que son los que más dicen con sus gestos. Son como niños, pero con las arrugas que el tiempo les ha dado para expresar mejor.



Siempre he deseado saber que demonios estaría mirando el señor y la señora de abajo que miraban hacia arriba y porque lo hacían con esa cara. Suelen ser fotos inmediatas que o tienes la cámara en mano o perderás para siempre



26.4.07

el estornudo de un oso panda

Cosas que pasan mientras comes bambú

24.4.07

Lorica

En nuestro viaje a Colombia pudimos grabar algunas imagenes de Lorica y editar este pequeño video.

12.4.07

Comercial

Todo lo que usted ve sucedió en tiempo real exactamente como
usted lo ve. La grabación requirió de 606 tomas. En las primeras 605 tomas
siempre hubo algo, usualmente de menor importancia, que no funcionó. El equipo de grabación tuvo que instalar todo el conjunto una y otra vez y pasó semanas realizando tomas noche y
día. Para el momento de finalizar, estaban listos para cambiar de profesión!
Esta grabación costó seis millones de dólares y tomó tres meses para
terminarse, incluyendo la ingeniería de planificación completa de la
secuencia.
Existen seis y solamente
seis Honda Accord fabricados totalmente a mano en el mundo. Para mayor
horror de los ingenieros de Honda, el equipo de grabación desensambló dos
de ellos para poder realizar este anuncio. Todo que usted ve en la
secuencia (aparte de las paredes, del piso, de la rampa y el Honda Accord
sin desarmar) son partes de esos dos automóviles. La voz de la narración es
de Garrison Keillor

11.4.07

La evolución

Todas los trucos que utilizan en publicidad para resaltar el canon de belleza.

Otra forma de ver la evolución

Gianni Motti


Saltó a la fama cuando se adjudicó la explosión del trasbordador Challenger. Se declaró culpable de tres terremotos. Amenazó con provocar la renuncia del presidente colombiano Samper mediante sus poderes telepáticos. Consiguió jugar un partido de primera en mocasines. Logra que sus asistentes aparezcan simultáneamente en cuatro puntos diferentes del mundo.

Y no hace nada por registrar estos hechos. Sin embargo, el mundo del arte ha convertido a Gianni Motti en su estrella más deslumbrante.
Sepa por qué.


En 1997, un estudiante de arte llamado Sébastien Pecques ganó una beca para pasarse seis meses trabajando como asistente de un artista reconocido. Eligió a Gianni Motti. En vez de encargarle las tareas menores de las que suelen ocuparse los asistentes, Motti le organiza una vuelta al mundo. Su única obligación es llevar puesta todo el tiempo una remera que dice: “Asistente de Gianni Motti”. Durante seis meses, el joven deambula por las calles de Londres y Los Angeles, por los mares del Pacífico, por las islas de las Filipinas... La idea seduce a otros estudiantes. Los taxistas la adoptan, y luego los pavimentadores de rutas. En Nueva York hay incluso bomberos que visten la famosa remera en pleno incendio. Cada vez que se avista a uno de sus asistentes, Motti no parece estar lejos. Se lo ve en Berlín. También en Roma. Se dice que está en París, Barcelona, Tokio, Viena, Ginebra. Su vida (y por ende su obra).

En julio de 1989 Motti viajó al pueblo español de Ribarteme para la celebración de la patrona del lugar, Santa Marta. El día de la ceremonia, el diario local anun cia la muerte del artista. Después, fingiéndose muerto dentro de un ataúd, Motti fue llevado al interior de la iglesia por cuatro asistentes. El cura, emocionado por el hecho de que ese extranjero hubiera deseado encomendar su alma a la santa local, le dedicó al muerto la misa del día. El coro cantó réquiems; las lloronas lloraron y todo el pueblo siguió la procesión hasta el cementerio. Allí el ataúd fue ubicado cerca de una tumba abierta, cavada para alguien que sería enterrado al día siguiente. La multitud esperó silenciosa bajo el terrible calor del verano gallego. Motti tenía que reaccionar. Y de pronto emergió del ataúd. Estupefacta, la multitud empezó a tocarlo, a pell izcarlo, a arrancarle la ropa. Motti apenas se las arreglópara liberarse y escapar.

En marzo de 1997 Motti viajó a Colombia y declaró queiba a forzar la renuncia del presidente Samper. Lo contactaron unos periodistas del diario de la oposición, El Espectador, en cuyas páginas Motti invitó al primer mandatario a someterse a una psicoterapia. No hubo respuesta de Samper. Dos días después El Espectador volvió al ataque con el titular “Nada por la fuerza, todo con la mente”. La nota comenzaba así: “Hoy a las 13, frente al palacio de gobierno, Gianni Motti se comunicará telepáticamente con el presidente Ernesto Samper Pizano. Otros artistas colombianos estarán presentes en el evento, física y mentalmente. Todos los que lo juzguen oportuno están invitados a participar. La palabra clave para formar parte de esta comunión mental es ¡Renuncie!”. Ante las amenazas que empezaron a llegarle al día siguiente, Motti se vio forzado a abandonar el país.






busquen a Motti encima de la O de Peugeot, verán algo raro

Se coló en la ONU y donde vio un sitio libre se sentó

10.4.07

Catedral de sal



Esta es la Catedral de Sal en Zipaquirá, a un rato en bus desde Bogotá. Aunque pueda parecer grotesco, el chupar las paredes forma parte de la guía por la Catedral que está contruida en unas minas de sal. Su belleza y su espectacularidad no son suficientes si uno no lame las paredes. Javier me contó eso antes de viajar a Colombia y yo pensé que era otra más de sus divagaciones fantásticas, pero al él le dedico estas dos fotografías.